Una imagen más que mil palabras en la cartelería digital

En el momento en el que tenemos una empresa es muy importante trazar una línea adecuada de publicidad con la que poder orientarnos a nuestros clientes. Solo de esta forma podremos informarles sobre todos nuestros servicios y/o productos; de otra forma, ellos no sabrán que existen y nuestro nivel de ventas nunca aumentará.

Ahora bien, conseguir generar la publicidad adecuada no es tan sencillo como nos puede llegar a parecer. Solemos cometer un problema muy básico: no somos capaces de resumir la información para indicar únicamente lo que es relevante.

Imagínate por un momento que eres el cliente: tienes toda una serie de recursos publicitarios a tu elección que intentan llamar tu atención. Sin embargo, tu no tienes tiempo para fijarte en todos ellos.

Digital Signage

Además, cuando empiezan a aparecer muchos textos tu cerebro lo cataloga de aburrido y empieza a desconectar.
Por eso, las empresas deberían de dejar de lado la cartelería tradicional y pasarse a la digital. Como se suele decir habitualmente: una imagen vale más de mil palabras… y esto también se aplica en el mundo del digital signage (cartelería digital).

La información que el cliente quiere encontrar

Piensa en una cosa: ¿Qué sería más atractivo, un cartel donde te informen de un próximo concierto que se va a celebrar o una pantalla con el mismo objetivo? Ahora bien, el cartel va a ser fijo: nos va a ofrecer toda una serie de imágenes, lugares de interés, fechas y precios… pero nada más.

En una pantalla veremos las imágenes en movimiento, vídeos… pero no solo eso. Siguiendo con el ejemplo de los conciertos, muchas veces se producen cancelaciones o incorporaciones de última hora. En el caso de contar con una pantalla de digital signage, será tan sencillo como poder acceder al sistema y rectificar toda la información que queremos.

En un cartel no hay solución: o bien rectificamos añadiendo alguna pequeña indicación escrita, o bien nos tocará imprimir nuevos carteles para poder incorporar todo lo que nos haga falta.

Otra de sus ventajas es que ayuda a que la información aparezca de forma dosificada. Con esto no te decimos que tengamos que eliminar algo de texto… simplemente, podemos ir haciendo que aparezca como a poco.

Digital signage

Si hemos conseguido captar la atención al cliente, podemos seguir reproduciendo contenido a sabiendas de que va a ser de su interés.
Al final hemos contado lo mismo que decía el cartel físico pero de una forma muy divertida. El cliente se sentirá más tentado de poder comprar las entradas a ese concierto y, por ende, nosotros veremos incrementadas nuestras ventas.
Esas son solo algunas ventajas de este tipo de tecnología… pero existen muchas más.

Tras hablar con una empresa experta en el sector, que en este caso trabajan con rotulos luminosos Bilbao, nos comentan que es muy importante saber decidir si lo que realmente buscamos es la cartelería digital, o con un rotulo sería suficiente o incluso mas efectivo para nuestro negocio, por lo que hay que valorar las posibilidades o pedir asesoría a una empresa experta. Lo que si que nos dejan claro es que el hecho de anunciarnos de forma tan llamativa como es esta es una opción muy recomendable para cualquier negocio, y que la gran mayoría de los usuarios que han apostado por este tipo de publicidad han quedado muy satisfechos.